Ir al contenido principal

Somos creadores, no un rebaño




Proyéctate al exterior, y viaja hacia el infinito, proyéctate al interior y viaja igualmente hacia el infinito.
No encontrarás fin ni hacia el exterior ni hacia el interior. En dimensiones espacio tiempo, puedes recorrer la distancia que desees, durante el tiempo que desees, no hallarás final de nada.
Sí en cambio, podrás observar el perfecto equilibrio.
Continuamente, estamos en movimiento, la tierra gira sobre su eje, nos movemos a una velocidad casi constante de rotación de 465 mts /seg. ( en el ecuador de la tierra), a su vez la tierra se traslada alrededor del sol a 106.000 km/h, o 29,5 km /seg.
A su vez nuestro sistema solar se mueve a una velocidad de 270 km/seg sobre el centro de nuestra galaxia, y así  la Via Lactea aún a mucha mayor velocidad. 
Todo ello en un casi constante equilibrio con ligeras variaciones en miles de años.
Así mismo, nuestras células, moléculas, átomos, electrones .... se encuentran en un constante movimiento, y siempre también en un perfecto equilibrio.
Nuestros universos exteriores e interiores, infinitos, pero en equilibrio.
Tenemos el privilegio de tener la facultad del pensamiento. La energía de ese pensamiento transforma ese universo, que siempre se va a reequilibrar en estas dimensiones espacio/ tiempo.
Dirigir esa energía al microuniverso, armonizarlo, proyectando un continuo beneficio hacia tu interior puede ser la clave de tu evolución para transcender a un nuevo estado vibracional.
Continuamente estamos más preocupados en lo que ocurre en el exterior e interiorizamos cada vez menos. 
Se habla de la fuerza interior, utilizándola más como un tópico que como una realidad. Interiorizar, comprender esa energía creativa que todos tenemos, utilizarla y proyectarla correctamente, podría ser el principio de regenerar un equilibrio natural externo, que sólo el hombre está desequilibrando.
Han de cambiar conceptos, conductas y el paradigma actual que hace que nos alejemos de nuestra más pura esencia. Actualmente somos las células cancerígenas del planeta y del mismo universo. Pero tenemos el poder de curar este comportamiento y por tanto la afección que causamos. Somos creadores, depende sólo de que cada uno de nosotros se percate de ello y desarrolle su potencial.



Entradas populares de este blog

Cuando una mujer ya habla con la luna

Extracto del libro titulado "28 días, mi bruja y yo".
Inmaculada Izquierdo nos acerca a esa comprensión, a esa comunión que como dice "El Kyvalión" "Como es arriba, es abajo..."

Doy Fe de que Inmaculada ya habla con la luna, pero ella os lo explica mejor en este enlace

Cuando una mujer ya habla con la luna...





Para pedir información sobre el libro contactar:
juanjo.iglesias@asahago.com



PRESENTACIÓN

Asahago es una palabra de la tribu Fayú que significa "los mejores deseos" para la o las personas a quién se dirige.
La tribu Fayú es una tribu de Papúa occidental en Indonesia.
Esta tribu, ha permanecido aislada durante miles de años y no conocen ni los metales y se alimenta de serpientes, pájaros, ranas y cocodrilos.
En un mundo de continua globalización, encontrar una tribu de estas características, es algo que resulta cuanto menos sorprendente y que nos puede ayudar a reencontrar nuestros orígenes y posibles caminos tomados equivocadamente en nuestra evolución material.
Gracias a Sabine Kuegler que con su libro "La niña de la jungla", relata sus experiencias en la tribu Fayú, y con el que deseaba sensibilizar a la gente de la importancia de las tribus indígenas adopté este nick de Asahago.
Hablaremos de muchos temas, pero en especial de la necesidad cada vez más imperiosa que tenemos los seres humanos, de reencontrar nuestro camino hacia el ser. A valorar la importa…

Encontrarte

Tiempo lineal que he pasado sin escribir.  Seguramente porque decidí centrarme en mi mismo hace ya más de un año.  Pero ha sido en el traspaso de este invierno cuando realmente he podido tomar consciencia de la cantidad de veces que hablaba y hablaba sin materializar en la tierra todo aquello que decía. 
Creemos muchas veces que con poner frases bonitas, ya sea en el Facebook, o en cualquier medio que pueda ofrecer una imagen de ti, ya lo tenemos todo hecho. Quizá porque nos centramos más en la apariencia que en la  transformación real de uno mismo.
Pero realmente lo aplicamos a nuestras vidas ?.
En mi caso ha sido que no. He necesitado bastante tiempo para ser consciente de ello.  Siempre había personas a las que culpar, siempre encontraba la posibilidad de quejarme de alguien, o del mismo sistema al que le exigía una responsabilidad que no me aplicaba a mi mismo en cada una de mis acciones.
Podemos hablar del cambio porque sentimos esa llamada espiritual, que aun sin saber con cert…