Ir al contenido principal

¿ Qué observas ?




Para muchas personas, éste podría ser un árbol solitario en una llanura despoblada sin vida, lejos de todo y sin contacto con nada.
Para muchas otras, este árbol y toda su vida forma parte de este todo en el que todas las partes tienen algo que ver con él y él con todo.
Sus raíces se extienden bajo una superficie que lo nutre de vida, que después conduce a través de sus vasos con una savia que llega a cada una de sus ramas, a cada una de sus hojas.
El suelo donde se asienta, espera a su vez ese agua tan necesaria  para seguir creando nutrientes, para seguir alimentando todo tipo de vida, tanto la que vemos con nuestros limitados sentidos, como la que no vemos.
En la atmósfera se forman esas nubes portadoras de átomos que van a servir cuando descarguen para nutrir  tanto sus raíces como para realizar la fotosíntesis utilizando además los rayos del sol.  Sus hojas usarán el agua para descomponerla en oxígeno (O) e hidrógeno (H2). El hidrógeno reaccionará con el dióxido de carbono(CO2) que ayudará a síntetizar los carbohidrátos, y los organismos moleculares los usarán para almacernar energía.
Millones de átomos, se van combinando formando diferentes moléculas y éstas a su vez se siguen combinando creando las diferentes estructuras.
Todos respiramos, incluido ese solitario árbol, átomos diferentes, respiramos de todos y de todo, y nuestro cuerpo se regenera por completo a lo largo de cada año, nuestros tejidos, nuestros órganos.
Todo esto significa que a nivel atómico, todos compartimos algo de todos, incluida toda la naturaleza que nos rodea.
Considerar esto debería ser suficiente para comprender la interconexión, que todos tenemos y que compartimos parte de la materia que nos rodea , tanto de las formas de vida vegetal y animal, como el propio planeta, que a su vez se interrelaciona con todo tipo de átomos que lo componen y con los átomos del universo, conocidos o no por nosotros, ya que cada año se siguen conociendo nuevas partículas subatómicas.
Si cogemos un átomo, éste está compuesto por un núcleo compuesto de protones y neutrones, y unos electrones que orbitan a su alrededor. Para hacernos una idea del espacio de esas órbitas, si consideramos el núcleo como si su tamaño fuese una pelota de baloncesto, el equivalente a la distancia de los electrones que orbitan alrededor de ese núcleo, sería de un radio de 32 Km. Así sería trasladado en gran aumento, un átomo. Lo que queda por tanto como espacio vacío lo podeis calcular.
Ese espacio vacio, es el quiz de la cuestión, porque no es un espacio vacío como tal, sino que es un campo de energía. Para calcular esta energía, lo haremos igual que con el átomo y las órbitas de sus electrones. Si calculamos esa energía concentrada en el tamaño de una canica, ésta tendría más energía que toda la materia junta del universo.
¿Podemos influir o transformar esa energía?

Comentarios

  1. Gracias por tu comentario Carlos.
    Realmente la pregunta a ¿Que somos o de donde venimos?, será nuestro caballo de batalla en casi todos los foros dedicados a profundizar más en el asunto. Las direcciones pueden ser infinitas. Toda recomendación es interesante, porque de todas las respuestas o filosofías siempre se puede extraer algo nuevo, que siempre ayudará en un camino de momento regido por el tiempo, y en que quizá la dimensión tiempo, pudiese pasar a un segundo plano después de trascender.
    Lo que es indudable, es que tanto si amplias las miras hacia el universo exterior, como si las amplias hacia el universo interior, se pueden empezar a valorar las cosas desde el punto de vista de, estamos en un universo y somos un universo. Quizá esa clave del ser y estar, sea la que nos pueda ayudar a trascender un poco más, dando por seguro que estamos en continua evolución.
    Encontrar el eslabón perdido de Darwin, o el Bosón de Higgs, simplemente serían respuestas acompañadas de nuevas preguntas.
    Gracias por tu sugerencia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Al ver esa fotografía la palabra que viene a mi mente es paz, pero cualquier otra persona quizás solo piense en peligro o como bien dices en soledad. Esto lo comparo a la energía que desprendemos las personas, sin explicación aparente hay personas que nos hacen sentir invadidos y con otras nos da la sensación de conocerlas desde antes de haber nacido por lo que nos transmiten, nuestro estado de ánimo influye también en la energía que desprendemos y por ese motivo un interlocutor puede sentirse agotado o aliviado tras una conversación con nosotros, o a la inversa, por lo cual mi modesta respuesta a tu pregunta es que sí, tenemos capacidad para influir o transformar ciertas energías, aunque a veces lo definamos como enpatía o intuición

    Marta

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría poder colgar aquí algunos enlaces. Sabes cómo se hace?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cualquier aportación siempre es bienvenida a este blog.
Tu comentario será eliminado si falta el respeto y daña la dignidad de otras personas.

Entradas populares de este blog

Soledad

Hoy hablando con mi amiga Soledad le daba las gracias por todos esos momentos que me ha dedicado. 
Esos momentos en los que me ha permitido reencontrarme conmigo mismo. 
Todos esos momentos en los que me ha visto llorar, sonreír, estar enfadado, triste, contento ... 
Realmente le agradecía lo buena compañera de viaje que ella es.
Y ella me decía. Sabes que siempre que quieras puedes recurrir a mi. Siempre que lo necesites yo nunca te voy a faltar.  A veces me ven como un castigo, pero realmente lo único que hago es acompañar en esos momentos que cualquier persona necesita para reflexionar, para conocerse mejor, para recordarse. 
A veces doy miedo a las personas que necesitan estar apegadas a algo o a alguien.  A esas personas que necesitan depender, les doy pavor.  A esas personas que no quieren verse me ignoran por completo. Huyen de mi, sin saber que huyen de ellos mismos. Pero en cambio cuando me ven como una amiga, una compañera de viaje que lo único que hace es recordar para que…

Cuando una mujer ya habla con la luna

Extracto del libro titulado "28 días, mi bruja y yo".
Inmaculada Izquierdo nos acerca a esa comprensión, a esa comunión que como dice "El Kyvalión" "Como es arriba, es abajo..."

Doy Fe de que Inmaculada ya habla con la luna, pero ella os lo explica mejor en este enlace

Cuando una mujer ya habla con la luna...





Para pedir información sobre el libro contactar:
juanjo.iglesias@asahago.com



El camino del soy yo al yo soy

Nos pasamos, años, algunos quizá toda la vida... Buscando... Buscando siempre en el exterior esa chispa, esa energía, ese algo que permita llenar nuestros vacíos... Porque hemos aprendido a que hay que vivir en plenitud. Pero que es la plenitud sino un vacío de ti mismo? Porque solo desde un vacío puedes volver a llenar. Aprendemos a cubrir los vacíos físicos teniendo, poseyendo todo lo que se ofrece en el exterior. Aprendemos a cubrir los vacíos emocionales, teniendo pareja, amigos, hijos, pero lo aprendemos desde la posesión, sin comprender que nada nos pertenece. Aprendemos a cubrir los vacíos mentales apegados al pasado y preocupados por el futuro sin ocuparnos del presente, sin permitirnos vivir el aquí y el ahora que es el único momento en el podemos sentir plenamente. Intentamos conseguir prestigio, admiración, aceptación desde la apariencia externa, sin comprender que eres tu el primero que lo tienes que tener hacia ti, sin la necesidad de que otros lo hagan. Algunos encuentran el…