Ir al contenido principal

Romper viejos conceptos, primer paso para la evolución

Según la física clásica, vivimos en un mundo en que lo real es medible, y que lo medible es aquello que podemos percibir con los cinco sentidos.
¿ Quiere esto decir, que todo lo que consideramos real ha de ser medible y cuantificable ?.
Igualmente la física clásica postula que la subjetividad y los sentimientos hay que apartarlos para adquirir conocimientos, ya que éstos se consiguen siendo racional y objetivo.
Bajo estas pautas, se separa por completo el cuerpo y la mente. Para estudiar la realidad, hay que apartar sentimientos, pasiones, intuiciones....
¿ Vivimos por tanto en un universo de materia muerta ?
Si todo es cuantificable, predecible, y la naturaleza solamente nos ofrece recursos que podemos explotar, ¿qué significado encontramos a nuestras vidas?, ¿y al universo?, ¿y al planeta?.
La libertad de elección, el espíritu, la intuición, la pasión, el amor. ¿qué cabida tienen en un mundo en el que todo es mecánico según postula la física clásica?.
El amor no es nada más una que una circunstancia de la química del cerebro, un beneficio evolutivo para el ADN . Los sentimientos y emociones son respuestas biquímicas generadas en nuestro cerebro.
Esto es lo que desde hace más de 400 años se postula según la física clásica. Y todo aquél que se atreva a insinuar que los pensamientos, los sentimientos, las emociones o el amor llevan una carga energética, será repudiado por la comunidad científica.
¿ Por qué ?

Comentarios

  1. La ciencia se caracteriza como conocimiento racional,exacto y verificable, todo lo que no es perceptible a través de los 5 sentidos en ocasiones es repudiado por la ciencia. Si la energía no se crea ni se destruye, sino que se transforma como dice la ciencia... ¿por qué no creen que esa energía se pueda transformar en sentimientos?

    Marta

    ResponderEliminar
  2. Te lo explico un poco en el siguiente artículo.
    Espero te clarifique igual que a mí, como experimentamos la información y la energía.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cualquier aportación siempre es bienvenida a este blog.
Tu comentario será eliminado si falta el respeto y daña la dignidad de otras personas.

Entradas populares de este blog

Soledad

Hoy hablando con mi amiga Soledad le daba las gracias por todos esos momentos que me ha dedicado. 
Esos momentos en los que me ha permitido reencontrarme conmigo mismo. 
Todos esos momentos en los que me ha visto llorar, sonreír, estar enfadado, triste, contento ... 
Realmente le agradecía lo buena compañera de viaje que ella es.
Y ella me decía. Sabes que siempre que quieras puedes recurrir a mi. Siempre que lo necesites yo nunca te voy a faltar.  A veces me ven como un castigo, pero realmente lo único que hago es acompañar en esos momentos que cualquier persona necesita para reflexionar, para conocerse mejor, para recordarse. 
A veces doy miedo a las personas que necesitan estar apegadas a algo o a alguien.  A esas personas que necesitan depender, les doy pavor.  A esas personas que no quieren verse me ignoran por completo. Huyen de mi, sin saber que huyen de ellos mismos. Pero en cambio cuando me ven como una amiga, una compañera de viaje que lo único que hace es recordar para que…

Cuando una mujer ya habla con la luna

Extracto del libro titulado "28 días, mi bruja y yo".
Inmaculada Izquierdo nos acerca a esa comprensión, a esa comunión que como dice "El Kyvalión" "Como es arriba, es abajo..."

Doy Fe de que Inmaculada ya habla con la luna, pero ella os lo explica mejor en este enlace

Cuando una mujer ya habla con la luna...





Para pedir información sobre el libro contactar:
juanjo.iglesias@asahago.com



El camino del soy yo al yo soy

Nos pasamos, años, algunos quizá toda la vida... Buscando... Buscando siempre en el exterior esa chispa, esa energía, ese algo que permita llenar nuestros vacíos... Porque hemos aprendido a que hay que vivir en plenitud. Pero que es la plenitud sino un vacío de ti mismo? Porque solo desde un vacío puedes volver a llenar. Aprendemos a cubrir los vacíos físicos teniendo, poseyendo todo lo que se ofrece en el exterior. Aprendemos a cubrir los vacíos emocionales, teniendo pareja, amigos, hijos, pero lo aprendemos desde la posesión, sin comprender que nada nos pertenece. Aprendemos a cubrir los vacíos mentales apegados al pasado y preocupados por el futuro sin ocuparnos del presente, sin permitirnos vivir el aquí y el ahora que es el único momento en el podemos sentir plenamente. Intentamos conseguir prestigio, admiración, aceptación desde la apariencia externa, sin comprender que eres tu el primero que lo tienes que tener hacia ti, sin la necesidad de que otros lo hagan. Algunos encuentran el…