Ir al contenido principal

¿y si abrimos la consciencia?

Quiero destacar una opinión del doctor Edgar Mitchell, astronauta de la NASA, volviendo del espacio:
" En un momento me di cuenta de que el universo es inteligente. Avanza en una direccción y nosotros tenemos algo que ver con ello. El espíritu creador, el intento creativo que ha sido la historia de este planeta, procede de nuestro interior y está también ahí fuera; todo es lo mismo...
Lo fundamental es la consciencia misma y la materia/energía es un producto de la consciencia...
Si cambiamos nuestra opinión sobre quienes somos y conseguimos vernos como seres eternos y creadores que creamos experiencia física, unidos todos en ese nivel de existencia que llamamos consciencia, empezaremos a ver y a crear el mundo en que vivimos de una manera muy distinta"
El doctor Edgar Mitchell creó posteriormente el Instituto de las ciencias Noéticas ( IONS), un centro dedicado a investigar científicamente las percepciones "místicas" de la realidad, tanto las suyas como las de las otras personas.


Generalmente las personas que tienen una profunda experiencia "mística", y luego regresan al mundo ordinario, siguen percibiendo esa realidad mucho más real y representa una forma de realidad más verdadera y fundamental. Para ellos el mundo material en que vivimos constituye una realidad secundaria.


Cuando abres un canal energético con el que percibes mucho más y en un sentido mucho más amplio y en un nivel de información que además resulta casi imposible explicarlo. ¿es realidad?. ¿por qué el excepticismo de muchos se niega a reconocer que esos canales energéticos son reales?. De hecho son mensurables actualmente, aunque falte su comprensión.
La realidad ordinaria nos colapsa de tal manera que nos cierra esos canales. Lo que no quiere decir que no existan. Abrirlos y ampliar nuestra forma de percepción, es algo innato, algo que  ayudará a trascender a nuestro ser. Aunque quizá el primer paso, requiere un cambio de paradigma.
El doctor John Hagelin dice:
"Vivimos en mundos literalmente distintos, existen la verdad superficial y la verdad profunda. Existen el mundo macroscópico que vemos y el mundo de nosotros mismos; el mundo de los átomos y el mundo de los nucleos. Son mundos completamente distintos.
Tienen su propio lenguaje y sus propias matemáticas. No son simplemente más pequeños, cada uno es enteramente distinto, pero todos son complementarios: yo soy mis átomos, pero también mis células. Y también soy mi fisiología macroscópica. Todo es verdad. Distintos niveles de verdad"


En nuestro paradigma actual, podemos predecir el movimiento de los planetas, la caida de un objeto, el funcionamiento de los objetos, todo es medible y cuantificable.
¿ y el amor, sentimientos, pasiones, intenciones, deseos, elecciones, etc?, esto para el paradigma clásico centrado en todo el aspecto material y en un supuesto control de toda nuestra realidad no existe. Nuestra realidad es pura mecánica para quienes piensan bajo este paradigma.
¿Y para tí?
Depende de tu respuesta, quizá te ha llegado el momento de cambiar de paradigma.


Comentarios

  1. Muy bonita tu publicación de hoy.
    Espero que mucha gente tenga como yo, la suerte de leerla.

    ResponderEliminar
  2. gracias be free. Intento compartir, ideas que otros comparten, que ayudan a evolucionar. Si con esto lo consigo, es gratificante. Muac

    ResponderEliminar
  3. El filósofo Thomas Kunt dijo:
    “el progreso es una revolución que implica un cambio de paradigmas, una nueva forma de interpretar la realidad”; y estoy de acuerdo con esa frase. Pero entonces, ¿Progreso es encontrar un canal energetico que te permita ver el mundo de otro modo? Porque entonces, habría tantas cosas que replantearse....

    ResponderEliminar
  4. El concepto de progreso debería ser el primer planteamiento. Respecto a lo de encontrar el canal energético ya se ha encontrado, pero aquí es donde comienza el nuevo paradigma.
    La energía existe, lo que ocurre en muchos casos no es medible según los conceptos de la física y la química clásicas. Si no es medible, según estos conceptos es que no existe, ya que solo existe para ellos todo lo que se pueda demostrar de algún modo.
    Por otro lado, la cuantica ya plantea, la relación entre el observador y lo observado, y la influiencia que tiene el observador sobre lo que observa, cuando se intenta estudiar una partícula, el simple hecho de observarla, ya influye, por lo que su comportamiento, a veces es como partícula y a veces como onda, por eso se ha sacado un nuevo término, ondícula. pero esto en lo relativo al estudio en la física cuántica. Si además te adentras en el terreno de que el pensamiento proyecta energía y puede crear la realidad, la situación aún se complica más. Pero trataré de ir explicándolo, e intentando asociar las diferentes teorías con el nuevo paradigma.
    Un abrazo Pipo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cualquier aportación siempre es bienvenida a este blog.
Tu comentario será eliminado si falta el respeto y daña la dignidad de otras personas.

Entradas populares de este blog

El cerebro humano

Quiero compartir este apasionante vídeo extraido del blog de Carlos  , realmente interesante el poder escuchar a Jill Bolte Taylor su vivencia, su forma de transmitirla y de "conectar" emocionalemente con todos. Gracias Carlos

Sabia Naturaleza

Increíble vídeo que nos demuestra, cómo mientras nosotros seguimos tratando de comprender muchas cosas, la naturaleza nos ofrece esa comprensión en forma de vida. Desde un punto de vista matemático, con los números de Fibonacci, el número aúreo, la geometría, etc, la Naturaleza nos responde con una inteligencia infinita. Para verlo varias veces. Gran vídeo de Cristobal Vila, colgado por etereaestudios en Youtube Podéis verlo en 720p HD, hacer click en la parte inferior derecha del video para seleccionarlo.

PRESENTACIÓN

Asahago es una palabra de la tribu Fayú que significa "los mejores deseos" para la o las personas a quién se dirige. La tribu Fayú es una tribu de Papúa occidental en Indonesia. Esta tribu, ha permanecido aislada durante miles de años y no conocen ni los metales y se alimenta de serpientes, pájaros, ranas y cocodrilos. En un mundo de continua globalización, encontrar una tribu de estas características, es algo que resulta cuanto menos sorprendente y que nos puede ayudar a reencontrar nuestros orígenes y posibles caminos tomados equivocadamente en nuestra evolución material. Gracias a Sabine Kuegler que con su libro "La niña de la jungla", relata sus experiencias en la tribu Fayú, y con el que deseaba sensibilizar a la gente de la importancia de las tribus indígenas adopté este nick de Asahago. Hablaremos de muchos temas, pero en especial de la necesidad cada vez más imperiosa que tenemos los seres humanos, de reencontrar nuestro camino hacia el ser. A val